Poesía natural

Poesía natural

jueves, 5 de agosto de 2010


Jugando con las piedras de la añoranza melancólica,
rebotándolas en el salado rio que brota atemporal,
se chocó la puerta que encerraba a la tristeza.

Ecos de sollozos se filtraron por las grietas que bailaron nocturnos, rondando por doquier.

Se ensordeció el silencio durmiendo a la alegría.
Irónico ver como el alma, aun sonreía.
Sadismo, sarcasmo. . .Tal vez poesía.

Cúmulos de inquietudes
en la ceguera de una noche de pena,
que aguardaba en medio de la dicha.

Curiosa de puntillas,
caminando sin malicia,
la ternura tropezó. . . !Abrió la puerta!,
la tristeza salió. . . La empujo y la hizo presa.

Le acurruco en su canto,
la sostuvo con firmeza,
arrullándola. . . Meciéndola.

La luna se desvaneció al ritmo del arrullo,
hasta que el sueño tranco y escondió la puerta.

1 comentario:

  1. La melancolía hace gala en estos preciosos versos. Estrujan el corazón pero al mismo tiempo son como melodía que atrapa al lector. Me gustó mucho. Gracias por compartir tus letras. Besotes

    ResponderEliminar